NACIONALISMO: La Patria organizada para el rescate de su SOBERANIA

PARTIDO NACIONALISTA DE PUERTO RICO
MOVIMIENTO LIBERTADOR

lunes, 17 de junio de 2013

PONENCIA ANTE EL COMITE DE DESCOLONIZACION




HONORABLE PRESIDENTE DIEGO MOREJÓN
DISTINGUIDOS MIEMBROS DEL COMITÉ DE DESCOLONIZACIÓN
            El Partido Nacionalista de Puerto Rico nuevamente comparece ante este honorable Comité para denunciar la situación colonial a la que la Nación Boricua ha estado sometida desde la invasión estadounidense de 1898.
          En primer lugar queremos denunciar ante la comunidad internacional la política represiva orquestada por el Gobierno de los Estados Unidos contra el movimiento independentista.  Particularmente denunciamos las acciones contra el compañero Juan Francisco Torres, presidente de nuestra organización. Esta ponencia debió ser presentada por el presidente de nuestro movimiento, situación que no se materializó pues el gobierno de los Estados Unidos a través de sus agencias de represión política, Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y el Department of Homeland Security impidió que el Sr. Torres viajara a la ciudad de Nueva York, sin dar ninguna explicación legal. De acuerdo a información llegada a nosotros el FBI aplicó impedimento de salida al presidente del Partido Nacionalista por tiempo indefinido. En marzo de este año el presidente del PNPR fue detenido e interrogado por agentes de inmigración mexicana a solicitud del Gobierno de los Estado Unidos. En adición a esto, en dos ocasiones, en marzo de 2012 y 2013, nuestro presidente fue detenido en viaje de regreso a Puerto Rico en el aeropuerto de Tucumen de Panamá por agentes estadounidenses acompañados de policías panameños; habiendo sido amenazado por un agente federal estadounidense con ser deportado a México si se negaba a contestar las preguntas que le hizo.  Estas acciones constituyen un atropello a los derechos humanos del Sr. Torres por parte de los Estados Unidos y de los países que se prestan a las acciones gringas; a la luz del Artículo 13, Incisos 1 y 2 de la Carta Universal de Derechos Humanos. Valga señalar que después de 47 años la misma no ha sido ratificada por el Congreso de los Estados Unidos. Puesto que nuestro líder no ha sido acusado de ningún delito la acción represiva del gobierno de los Estados Unidos es un ejemplo más del poder colonial que ejerce ese gobierno sobre Puerto Rico y los ciudadanos puertorriqueños.  Denunciamos estas acciones, adicionando las detenciones arbitrarias contra otros miembros del Partido y de otras organizaciones independentistas que viajan al exterior buscando apoyo a la Independencia de Puerto Rico, como parte de una nueva ola represiva del gobierno norteamericano tratando de aislar a Puerto Rico del mundo.
          En segundo lugar, entendemos necesario aclarar dudas sobre el mal llamado plebiscito celebrado en noviembre de 2012 en Puerto Rico el cual consistió de dos preguntas; la primera preguntaba ¿Está usted de acuerdo con mantener la condición política territorial actual?; y la segunda, escoger por una alternativa no territorial . El Censo poblacional de 2010 nos indica que en Puerto Rico la población mayor de 18 años, edad mínima para participar en las elecciones, era de 2,822,494 personas. Según datos de la Comisión Estatal de Elecciones el padrón electoral ascendía a 2,402,941 electores. De acuerdo a la comisión en el referéndum de status participaron 1,363,854. El Partido Popular Democrático convocó a sus seguidores a un boicot al referéndum por entender que la propuesta de “estado libre asociado soberano” no respondía a las posturas políticas de esa entidad. Como resultado, más de 400 mil de sus seguidores no votaron en el referéndum.  Sumando los estadolibristas que se abstuvieron a las personas que no participaron en el referéndum tenemos que la abstención fue de 1,458,640 de personas, lo que representa más de un 50% de las personas aptas para votar, estén inscritas o no. La fórmula anexionista salió victoriosa con una votación de 834,191, lo que representa poco más de un 30% del total de personas capacitadas para votar. En síntesis, los resultados de dicha consulta no reflejan en nada el verdadero sentir del pueblo de Puerto Rico. Lo único positivo que podemos señalar sobre esta consulta es la inconformidad de los puertorriqueños y las puertorriqueñas por la situación colonial que padecemos. El 54% de los participantes en el referéndum se expresó en contra de la colonia.
          Puerto Rico no es parte de los Estados Unidos de Norteamérica; solamente es una posesión. Propiedad que, según un informe presentado a la administración de George Bush, hijo, puede ser vendida o regalada a quien ellos decidan. Como si fuéramos un objeto o una mera mercancía.
          El disparate político llamado “estado libre asociado” no es otra cosa que la ley 600 del Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica. Como cualquier ley puede ser modificada o derogada por los autores, en este caso el Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica. En otras palabras, en Puerto Rico no existe un gobierno; más bien una administración que tiene a su cargo manejar el presupuesto y los asuntos domésticos de la colonia, dándole la falsa impresión a los colonizados que se gobiernan a sí mismos. Son las agencias del gobierno federal las que determinan la vida de la colonia. La defensa, la seguridad pública, la moneda, las fronteras, la justicia, el comercio, las aduanas, por mencionar algunas, están bajo la jurisdicción estadounidense. Por esto señalamos que el verdadero gobernante en Puerto Rico es el gobierno imperialista de EE.UU. y no los títeres que el pueblo elige cada 4 años.
          Puerto Rico ha sido y continúa siendo para el gobierno y las empresas estadounidense, primero, una fuente de ingresos con ganancias superiores a los 60 mil millones de dólares, y, segundo, un laboratorio del imperialismo donde se llevan a cabo diversas experimentaciones con el propósito de desarrollar nuevas formas de dominación política, ideológica, económica, social y genética, entre otras, con el fin de aplicarlas en su propio territorio y otras partes del mundo, particularmente en el hemisferio americano. Ahí tenemos el ejemplo de Boston donde el gobierno de EE.UU. sometió a esa ciudad a ley marcial suprimiendo las comunicaciones y obligando a sus ciudadanos mantenerse en sus hogares, sin que ninguna persona protestara por la supresión de libertades. Eso es dominación ideológica. La política estadounidense va encaminada a intentar apoderarse y controlar la riqueza de nuestro hemisferio americano; la política de dominación que se experimenta en Puerto Rico conduce a la dominación por consentimiento, cosa contraria a los más altos valores de la humanidad. En el 2010 la ahora ex-secretaria  de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, Sra. Hillary Clinton, decía que en el hemisferio americano era donde se encontraba la mayor riqueza del mundo y las mejores mentes del planeta. Continuaba diciendo que había una necesidad de crear un bloque hemisférico que unificara toda esa riqueza material e intelectual en beneficio del hemisferio. Para ello estaba creando una sección en el Departamento de Estado con el fin de establecer agencias público-privadas como primer paso hacia la fundación de un bloque hemisférico. Por último puntualizo que esa gestión diplomática no debía entenderse como un acto de debilidad de los Estados Unidos, pues ellos estaban dispuestos y cito, “a usar el ejército más poderos del mundo para proteger nuestros intereses y los de nuestros amigos.”
           En Puerto Rico se ha venido aplicando una política neoliberal de crear agencias público-privadas, que muy bien se ajustan a la política exterior norteamericana,  bajo las cuales virtualmente se ha privatizado paulatinamente toda la infraestructura del país. Se les ha otorgado a compañías extranjeras privilegios tales como: permitir la explotación de los bienes o empresas públicas por términos que rebasan los 40 años, modificación de las leyes laborales en detrimento de los trabajadores y las trabajadoras y la garantía de que la administración colonial no creará nuevas agencias que atenten contra los intereses de esas compañías so pena de pagarles a éstas por las pérdidas que tengan. Además las autopistas principales han pasado a manos de compañías privadas, y más recientemente, el único aeropuerto internacional que posee Puerto Rico ha pasado a manos de una compañía mexico-estadounidense con la anuencia de la Agencia Federal de Aviación de los E.U.N. La política neoliberal de agencias público-privadas ha llevado a nuestra Nación a ser saqueada y despojada del patrimonio nacional y de la mayor parte de la infraestructura. De un país de propietarios, a la altura del final del siglo 19, nos hemos convertido en un país de desposeídos. Entendemos que los planes del imperialismo van en la dirección de apoderarse del Hemisferio Americano, y lo harán aplicando lo que el imperio romano empleó; conquistar naciones y poner a los nacionales a “gobernarse”, tal como lo han hecho en Puerto Rico.  

El Partido Nacionalista de Puerto Rico declara ante este Honorable Comité que:
              1.       Puerto Rico es una nación debidamente constituida que está sometida por la fuerza a un régimen colonial,
              2.       El sistema electoral de Puerto Rico, de autoría imperialista, fue establecido para la virtual ocupación de nuestra Nación y solo beneficia al imperialismo,
              3.       La soberanía nacional es lo que sostiene la democracia parlamentaria, o sea, que sin soberanía no puede existir la democracia. En Puerto Rico no existe ni la democracia ni el sufragio,
              4.       Las elecciones cada 4 años  y referéndums de status ratifican el coloniaje.
          El Partido Nacionalista de Puerto Rico reafirmando su postura histórica, establecida por Don Pedro Albizu Campos, ratifica que:
              1.   Puerto Rico advino a la independencia mediante la Carta Autonómica del 25 de noviembre de 1897, misma que Puerto Rico negociara bilateralmente con España y donde se nos reconocieron poderes soberanos y personalidad jurídica internacional,
               2.  El Tratado de Paz del 10 de diciembre de 1898, negociado entre España y Estados Unidos de América - que dio fin a la Guerra Hispanoamericana - en lo referente a Puerto Rico es nulo “ab initio” porque España no podía ceder a EE.UU. de Norteamérica lo que ya no le pertenecía,  ni ese Estado podía aceptar de España lo que ya no le pertenecía.
               3.  La personalidad jurídica internacional de una nación pervive mientras la nación exista,  la nación puertorriqueña existe.
             4. La invasión y ocupación militar por parte de EE.UU.A. del territorio nacional puertorriqueño se produjo sin que mediara para ello el consentimiento del Gobierno Autonómico de Puerto Rico, ni la solicitud de fuerza alguna – ni de adentro ni de afuera de Puerto Rico – y sin el consentimiento del parlamento puertorriqueño, que era el único cuerpo político desde el que podía partir la iniciativa para modificar el “status” político de Puerto Rico consignado en su Constitución Autonómica.
               5.  El lazo real que unía a Puerto Rico con España quedó roto al negociar España asuntos de Puerto Rico sin el consentimiento ni aprobación de Puerto Rico; adviniendo, así, Puerto Rico a su total soberanía.
               6.  Puerto Rico es un país independiente en derecho. Independencia que hay que forjar en los hechos para acabar con el coloniaje y la ocupación militar del territorio nacional puertorriqueño por parte del imperio de EE.UU.A.
    Y a esto añadimos que:
               1.  El actual “status” de Puerto Rico: Estado Libre y Asociado de Puerto Rico (embeleco legal de EE.UU.A para disfrazar su coloniaje en Puerto Rico) está totalmente desacreditado y calificado como “status” colonial en Puerto Rico, por el propio Congreso de EE.UU.A. y la comunidad internacional. Es por esto que Organización de las Naciones Unidas, mediante su Comité Especial de Descolonización, asume jurisdicción y competencia sobre el caso colonial de Puerto Rico. Lo que implica reconocer la independencia de “Jure” e impulsar en los hechos la independencia de Puerto Rico que señalara nuestro siempre líder don Pedro Albizu Campos.
               2.   El Partido Nacionalista de Puerto Rico fue integrante de las Naciones Unidas desde sus inicios como organización no gubernamental hasta el 6 de noviembre de 1950 que le fue retirada la acreditación. Esto es, siete días después de iniciada la revolución armada que proclamó la reinstauración de la República. Admitir, en ese entonces, al Partido Nacionalista como entidad no gubernamental en representación de la Nación Boricua, no hizo más que reconocer que Puerto Rico es un país independiente de “jure”, es decir, en derecho.
              3.  Demandamos el retiro inmediato de todas agencias y dependencias del gobierno interventor de los EE.UU. del Territorio Nacional Boricua.
               4.  Exigimos al gobierno de los EE.UU. la liberación de los patriotas Oscar López Rivera y Norberto González Claudio.
          El coloniaje es un atentado no tan solo contra los territorios y las naciones sometidas al mismo sino contra a la libertad, la independencia, la soberanía y la democracia de todas las naciones del orbe. A la Organización de las Naciones Unidas le corresponde asumir un rol activo en la erradicación del coloniaje. El colonialismo es un crimen de lesa humanidad y un atentado directo contra los derechos humanos. Integrar a la Nación Boricua a la comunidad de naciones libres, como lo han hecho con la hermana Nación Palestina, no es tan solo un acto de justicia, sino  también la garantía para el sostenimiento de la independencia y soberanía de todos los países.
          Los y las patriotas boricuas hemos combatido ininterrumpidamente desde la invasión española hasta el presente, con todos los medios posibles, por la independencia y soberanía nacional. Nuestra lucha libertaria comenzó con la Guerra de 1511, seguida de la proclamación de la 1er. República de Puerto Rico el 23 de septiembre de 1868 en Lares, ratificada con la fuerza de las armas en la Revolución encabezada por nuestro Partido el 30 de octubre de 1950. Hemos luchado, luchamos y continuaremos luchando firmes y sin temor hasta alcanzar la justicia, la libertad y la democracia de la Nación Boricua.
          Terminamos con unas palabras de Don Pedro Albizu Campos que dicen: “A las naciones la representan los que la reivindican y no quienes las niegan”. A nombre del movimiento patriótico de Puerto Rico solicitamos que el caso colonial boricua, por ser uno concerniente a la libertad de la humanidad entera, sea elevado a la Asamblea General de la ONU.
PARTIDO NACIONALISTA DE PUERTO RICO
17 DE JUNIO DE 2013




5 comentarios:

  1. Estimados Compañero,

    Después de la aprobación del 23 de junio de 2014 por consenso de la resolución número 33 del Comité de Descolonización de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidiéndole al gobierno de Estados Unidos que descolonice inmediatamente a Puerto Rico, debemos trabajar juntos para obligar a Estados Unidos a cumplirla.

    Los hechos de que el gobierno de Estados Unidos ha mantenido a Puerto Rico como su colonia por 116 años, ha tenido encarcelado por 33 años a Oscar López Rivera por luchar por la descolonización de Puerto Rico, y ha ignorado 33 resoluciones de la ONU, confirman que el gobierno de Estados Unidos nunca querrá descolonizar a Puerto Rico. ¡Necesitamos un tsunami de gente para obligar al gobierno de Estados Unidos a cumplir con las 33 resoluciones!

    Debemos protestar pacíficamente y permanentemente por lo menos 3 veces anualmente hasta lograrlo.
    La primera será una marcha en Puerto Rico en el día que celebramos la abolición de la esclavitud, 22 de marzo, hasta llegar al Tribunal de Estados Unidos. La segunda será una marcha en Puerto Rico el día antes de la vista anual sobre la descolonización de Puerto Rico en la ONU. La tercera será una protesta en la ONU en el mismo día de la vista anual sobre la descolonización de Puerto Rico.

    Estas protestas son indispensable porque, los que tienen colonias no creen en la justicia para todos.

    Un abrazo fraternal,
    José M López Sierra
    Jlop28vislophis@gmail.com
    Comité Timón del Pueblo
    Compañeros Unidos para la Descolonización de Puerto Rico
    www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. podria enviarme un enlace sobre la resolucion 33? mi correo electronico es santos.r.bobet@gmail.com

      Eliminar
  2. Saludos Compañero,

    Desde que la Organización de Naciones Unidas (ONU) determinó en el 1960 que el coloniaje es un crimen en contra de la humanidad, no hay más necesidad para consultas o plebiscitos. La solución es entregarle a Puerto Rico su soberanía.

    Pero como el Gobierno de Estados Unidos (EEUU) no quiere hacer eso, ha ignorado las 33 resoluciones de la ONU pidiéndole exactamente eso. EEUU para engañar al mundo que le interesa descolonizar a Puerto Rico, continúa proponiendo plebiscitos para saber lo que quiere los puertorriqueños. Aunque 100% de los puertorriqueños queramos seguir siendo una colonia de Estados Unidos, todavía estaríamos obligado a tomar nuestra soberanía para después decidir que queremos hacer.

    Lo único que sirve estos plebiscitos es para que EEUU divida los puertorriqueños. Un puertorriqueño no nos invadió para hacernos una colonia. ¿Cuándo nos daremos cuenta que tenemos que unirnos?

    ¡Por eso es que tenemos que protestar pacíficamente por lo menos 3 veces al año hasta que lograr la descolonización de Puerto Rico!

    José M López Sierra
    www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. No es verdad que hay 3 opciones de estatus político para Puerto Rico

    El gobierno de Estados Unidos (EEUU) le ha hecho creer a muchos puertorriqueños que existen 3 opciones de estatus político para Puerto Rico. ¡Eso, no es cierto! EEUU quiere con eso poner a los puertorriqueños a pelear entre nosotros mismos. ¡Su estrategia ha sido genial! Tenemos 116 años como colonia de EEUU y la evidencia de que el 80% de los puertorriqueños salen a votar en las elecciones coloniales demuestra que la gran mayoría de nosotros todavía no nos hemos dado cuenta de ese embuste.

    En realidad, solo hay una opción. ¡Eso lo dice la ley internacional a través de la Organización de Naciones Unidas (ONU)! La ONU determinó en el 1960 que el coloniaje es un crimen en contra de la humanidad. Desde entonces, la ONU le ha pedido al gobierno de Estados Unidos que inmediatamente descolonice a Puerto Rico. Eso quiere decir que el gobierno de EEUU está obligado a entregarle a Puerto Rico a soberanía que ilegalmente le quitó como resultado de su invasión militar del 25 de julio de 1898.

    EEUU, hasta hoy, ha ignorado las 33 resoluciones de la ONU para descolonizar a Puerto Rico. Para esconder eso, y para aparentar ser democrático, EEUU ha querido empujarnos plebiscitos para que los puertorriqueños decidan si queremos continuar siendo su colonia, convertirnos en un estado de EEUU, o descolonizarse (independencia) como lo ha determinado la ONU.

    El problema con los plebiscitos que empuja EEUU es que:

    1. No cumple con la ley internacional de que una nación no puede tener una colonia.
    2. No cumple que la solución de la ley internacional es que la nación que tiene la colonia tiene que entregarle su soberanía.
    3. No cumple con la ley internacional en cuanto a que para decidir libremente lo que quiere un pueble, primero tiene que ser libre (descolonizado).
    4. Tiene 2 opciones que va en contra de lo que un pueblo colonizado puede escoger- continuar siendo una colonia e integrarse al imperio. Solo la opción de integrase al imperio sería posible cuando la colonia primero tenga su soberanía y luego lo decida así.

    Por eso, tenemos que hacer 3 protestas anualmente hasta lograr que EEUU cumpla con la descolonización inmediata de Puerto Rico.

    José M López Sierra
    www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. La Segunda Marcha Oscar – Mandela en Nueva York 2015

    Tendremos nuestra 2da Marcha Oscar – Mandela en Nueva York el lunes, 22 de junio de 2015. Empezaremos a marchar pacíficamente a las 9 AM desde Hunter College, en la calle 68 y Avenida Lexington, hasta la Calle 43. Haremos una izquierda para continuar marchando en dirección Este para llegar al parque Ralph Bunche (al otro lado de la Organización de Naciones Unidas).

    Allí, repartiremos hojas sueltas para orientar al público sobre nuestro prisionero político Oscar Lopez Rivera y la relación colonial ente el gobierno de Estados Unidos y Puerto Rico. Estaremos en el parque hasta las 5 PM.

    La mayoría de la gente no sabe que, todos los años, usualmente el lunes después del Día de los Padres, la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebra una vista para discutir la descolonización de Puerto Rico. Los peticionarios usualmente se unen a nuestra protesta después que terminan sus ponencias.

    La ONU determinó en el 1960, que el colonialismo es un crimen en contra de la humanidad. Desde entonces, la ONU ha emitido 33 resoluciones pidiéndole al gobierno de Estados Unidos (EEUU) que descolonice inmediatamente a Puerto Rico. EEUU ha ignorado esta voluntad de la comunidad internacional. ¿Qué tipo de democracia es eso?

    El gobierno de Estados Unidos trata de mantener nuestra relación colonial la más secreta posible. Lo que nosotros estamos tratando de hacer es sacarla del closet. La ONU está en su tercera década tratando de erradicar el colonialismo del mundo. ¡Por favor, ayudemos!

    La mayoría de gente tampoco no sabe que el Gobierno de Estados Unidos le saca 14 veces más dinero de lo que invierte en Puerto Rico. ¡Pero, para eso son las colonias!

    Esta explotación salvaje le impide a Puerto Rico ofrecerle oportunidades a los puertorriqueños en Puerto Rico. Por eso es que tenemos más puertorriqueños afuera de su isla que adentro.

    Oscar López Rivera ha estado encarcelado por 34 años por su lucha para descolonizar a su país. Por ser un crimen (el colonialismo), la ley internacional le da a Oscar el derecho de usar todo los medios necesarios para descolonizar a su nación. Nelson Mandela estuvo 27 años encarcelado por hacer exactamente lo mismo que Oscar. Por eso decimos, ¡Oscar López Rivera es nuestro Nelson Mandela!

    Compañeros Unidos para la Descolonización de Puerto Rico invita al público a ser parte del tsunami de gente que será necesario para obligar al gobierno de Estados Unidos a excarcelar a Oscar y a descolonizar a Puerto Rico. ¡Nuestras protestas anuales son absolutamente necesarias porque, los que mantienen colonias no creen en la justicia para todos!

    José M López Sierra, www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

    ResponderEliminar