NACIONALISMO: La Patria organizada para el rescate de su SOBERANIA

PARTIDO NACIONALISTA DE PUERTO RICO
MOVIMIENTO LIBERTADOR

martes, 1 de mayo de 2012

Al Comandante Tomás Borge Martínez


1  de mayo de 2012
                                      
Comandante  Borge, amigo.
               A  través de los años nos encontramos en Nicaragua, Panamá, Ecuador, Cuba y      Puerto Rico.   Fue gracias a usted, compañero, que tuve  un pasaporte—el único  que he   tenido—nicaragüense, pues no reconozco ninguna legitimidad a la imposición de la ciudadanía estadounidense a  los  puertorriqueños y,  por lo tanto, no uso el pasaporte      estadounidense-­- anglosajón.   Viajaba con mi acta de nacimiento  y licencia de conducir, ambos  documentos   puertorriqueños.

Recuerdo que hará unos cuantos años iba para Nicaragua vía Panamá.   En el aeropuerto de Panamá  me detuvieron por 17  horas sin darme la autorización de vuelo porque   rehusaba  identificarme como ciudadano “americano”.    En  mis documentos,  yo    indicaba que era  ciudadano puertorriqueño.  Estuve en esa discusión  con los  oficiales  de     inmigración panameños  hasta que llegaron  los funcionarios de la línea aérea nicaragüense  y por fin pude alzar vuelo hacia Nicaragua.
Ya en el hotel Panamericano en Managua, le contaba al compañero  venezolano      Freddie  Balzán sobre  mi agria  experiencia en el aeropuerto de Panamá.   Caminaba usted  cerca de  nosotros,  se  detuvo y se unió a nuestra conversación.   Me dijo: Ve mañana  al Ministerio  del Interior que  tendrás tu  pasaporte.   Así fue.  Gracias, Comandante.


Nuestro  encuentro  en  Puerto Rico  fue el  25  de  julio de  1998,  en los  actos  de   protesta  con motivo del  centenario  de  la  invasión  militar estadounidense  a  Puerto Rico.  Me  estoy  sonriendo  al recordar que en la  ciudad de Panamá, durante el Congreso Pro   Independencia  de Puerto Rico,  nos encontramos  y  le presenté a mi  esposa.   Usted muy  galantemente dijo que era una mujer  hermosa y ahí mismo se ganó su simpatía.                                   Bueno,  Comandante,  mis expresiones de solidaridad,  no solo para el pueblo   nicaragüense,  sino para  todos  los pueblos latinoamericanos  y  caribeños pues su vida ha sido de mucho significado para todos.                                                          
           Sabiendo que era usted poeta, pretendí serlo yo también y aquí le escribí estos versos.  
              
Comandante  y soldado  de la Patria

 












No  le  digo  adiós,   comandante  Borge,
Pues hoy  más  que  nunca  vive  usted,
vive  en  el  alma de los que tienen fe
de  que  la  justicia sí  puede  vencer.        

Vive usted,  como  sigue  vivo  el  Ché,
sigue usted  tan  vivo como  Sandino,
y  vivirá  usted  en  el espíritu,
de   los que  no  se  arrastran  ante  el  poder.

Gracias,  soldado  de la  Patria,
nos vimos  a  través del  continente,
su  estrechón   de mano  siempre fue  fuerte
y  su sonrisa,  la  de Nicaragua.


                                                  
RAFAEL  CANCEL MIRANDA
Ex  prisionero político
San  Juan,  Puerto  Rico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada